San Petersburgo

La bellísima ciudad de San Petersburgo fue fundada por el zar Pedro el Grande en 1703. También conocida como Petrogrado y Leningrado en diferentes épocas, fue capital del imperio ruso y núcleo de la Revolución de 1917. Entre sus numerosos canales se levantan varios monumentos que la han convertido en Patrimonio de la Humanidad, como la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, el Museo del Hermitage, el Palacio de Invierno, la Catedral de Kazán, la Catedral de San Isaac o la Iglesia de la Sangre Derramada. Además, a pocos kilómetros se levantan fastuosas residencias imperiales, como el Palacio de Peterhof (el “Versalles ruso”), o el Palacio de Catalina en Pushkin.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *